Skip to content

Download E-books El mar, el mar PDF

Ganadora del Premio Booker, El mar, el mar nos adentra en las reflexiones de un director de teatro que, al ultimate de su exitosa carrera, come to a decision recluirse en un pueblo de los angeles costa británica para escribir sus memorias.

Tras muchos años de trabajo y muchas sábanas revueltas en el ejercicio de amores desganados, el gran Charles Arrowby, famoso dramaturgo, director y figura destacada de las tablas londinenses, make a decision retirarse de las candilejas para ir a un apartado rincón de los angeles costa británica y escribir sus memorias.

Al tiempo que huye de una tormentosa vida sentimental, el hombre se empeña en revivir su primera pasión amorosa por una mujer que l. a. vida ha convertido en un ama de casa escuálida, mientras los angeles presencia insomne del mar le devuelve todas sus obsesiones, los espectros del pasado, los fantasmas de sus errores y los angeles angustia de un futuro cansado.

Merecedor en 1978 del Booker Prize, El mar, el mar constituye un punto álgido de los angeles madurez narrativa de su autora, cuya prosa hipnótica nos envuelve aquí en un incesante torrente de imágenes, historias, personajes y reflexiones que resuenan en l. a. mente del lector como el rumor del oleaje al anochecer.

La crítica ha dicho...
«Peregrinos de los angeles lectura, perdidos en el árido desierto de las malas novelas: venid a Iris Murdoch.»
Andrés Ibáñez, ABC Cultural

«Uno de los más altos logros de l. a. literatura contemporánea.»
The big apple overview of Books

Show description

Read Online or Download El mar, el mar PDF

Similar British Literature books

The Sacred and Profane Love Machine (Penguin Books)

Swinging among his spouse and his mistress within the sacred and profane love desktop and among the charms of morality and the excitements of sin, the psychotherapist, Blaise Gavender, occasionally needs he may perhaps divide himself in . as an alternative, he shall we free distress and confusion and—for the spectators at any rate—a morality play, wealthy in reflections upon the paradoxes of human lifestyles and the character of the conflict among sacred and profane love.

Dr. Jekyll and Mr. Hyde and Other Stories

Robert Louis Stevenson initially wrote "Dr. Jekyll And Mr Hyde" as a "chilling shocker. " He then burned the draft and, upon his wife's suggestion, rewrote it because the darkly complicated story it's this day. Stark, skillfully woven, this interesting novel explores the curious turnings of human personality during the unusual case of Dr.

The Shorter Poems

Whereas The Faerie Queene counts as his masterpiece, it truly is in his shorter poetry that Edmund Spenser (c. 1552-99) confirmed his excellent versatility and ability as eulogist, satirist, pastoral poet and prophet. The Shepheardes Calender marks a turning aspect in literary background, because the nameless writer optimistically asserts his religion within the local power of the English language and stakes his declare to be the successor of Virgil and Chaucer.

The Pursuit of the Well-Beloved and the Well-Beloved (Penguin Classics)

In The Pursuit of the Well-Beloved (1892) and The Well-Beloved (1897), Hardy writes assorted types of a wierd tale set within the bizarre panorama of Portland. The primary determine is a guy obsessed either with the quest for his perfect lady and with sculpting the fitting determine of a unadorned Aphrodite.

Additional resources for El mar, el mar

Show sample text content

Después despatchedí que los angeles uña se me clavaba en el brazo. Me puse rígido, sin cambiar de expresión. —No me has entendido —dijo ella—. �Por qué crees que he venido aquí ahora? No entré en tu casa y me puse a romper cosas simplemente para divertirme y reírme contigo después. Quiero decirte algo. Conmigo te casarás o no, pero no voy a permitirte que te situations con nadie más. Te haré cumplir tu promesa. —No puedes. Estás viviendo en el mundo de tus sueños. —Oh, claro que puedes pasar por una ceremonia nupcial o crear un hogar con los angeles mujer que quieras, pero no viviréis felices para siempre. Si te juntas con Lizzie, os haré l. a. vida imposible, como tú hiciste con l. a. mía. No podrás ocultarte de mí. Estaré contigo a todas horas, me tendréis presente día y noche, seré un demonio en vuestra vida, hasta que ella llore de desesperación por haberte conocido. Es muy fácil asustar a los angeles gente, Charlie. Lo sé, porque lo he hecho. Es fácil mutilar a los angeles gente, destruir implacablemente su paz espiritual y marchitar todas sus alegrías. No toleraré que te situations, Charles. Si te casas con esa puta o si vuelves a hacerla tu amante, dedicaré mi vida a amargar los angeles vuestra, y me resultará muy fácil. Retiró los angeles mano, y en los angeles manga de l. a. camisa apareció una mancha de sangre. Aquello no se debía al delirio momentáneo y gratuito de una mujer celosa, sino al odio, y el odio es capaz de destruir, tiene su propia magia. Rosina tenía los angeles voluntad y el poder necesarios para hacer sin titubear lo que se proponía. Y mientras pensaba en ello sentí, con una punzada de dolor, que esa voluntad siniestra, cuando tomaba otra orientación, period precisamente lo que me había llevado a amarla. Rosina sonreía otra vez, mostrando sus dientes blanco mate. undertakeé un tono razonable, que no los angeles engañó porque podía percibir mi miedo. —Tus amenazas son bastante prematuras, pero si por cualquier razón me molestas no dudes de que tomaré represalias. �Por qué emprender una guerra así, por qué desperdiciar tu vida y tu tiempo? Eso es odio, no amor. Olvídalo, como l. a. mujer racional que eres. �Por qué te haces daño tú misma con esos paroxismos de celos y malhumor? Estas palabras fueron un grave mistakes. Rosina golpeó enérgicamente los angeles mesa con l. a. palma de l. a. mano y los ojos le centellearon con violencia. —¡Y tú te atreves a hablar de celos! �Como si me importara esa imbécil que andas persiguiendo! De acuerdo, me abandonaste, a mí, para irte con ella, y no lo he olvidado. Podría haberla desfigurado o enloquecido, pero sabía que te cansarías de ella, y así fue, como te cansas de todo el mundo. Destrozaste mi matrimonio, me impediste tener hijos y por ti renuncié a todos mis amigos. Y después de haberme suplicado de rodillas que abandonase a mi marido, cuando lo hago te vas y me dejas por esa tonta con cara de niña. �No recuerdas lo que fue nuestro amor? �Has olvidado por qué dijiste aquellas palabras? —Gracias a Dios, uno se olvida de sus amores como se olvida de sus sueños. —Nunca has tenido ni pizca de imaginación. No es raro que pudieras escribir para el teatro. Eres de hielo.

Rated 4.77 of 5 – based on 35 votes