Skip to content

Download E-books El retrato de Dorian Gray PDF

By Oscar Wilde

El retrato de Dorian grey o El cuadro de Dorian grey (original en inglés: the image of Dorian grey) es una novela escrita por el autor irlandés Oscar Wilde. Originalmente publicada el 20 de junio de 1890,1 como cuento en Lippincott's per 30 days journal, una revista mensual literaria estadounidense, Wilde revisaría los angeles obra, haría varias modificaciones y agregaría nuevos capítulos para su publicación posterior como novela, su única obra publicada como novela. los angeles versión modificada fue publicada por Ward Lock & Co en abril de 1891.2 Ward Lock & Co reeditó el libro en 1891 y nuevamente en 1895. Luego, Charles Carrington compró los derechos de los angeles obra y los angeles editó en 1901, 1905 y 1908. En 1908 y 1909, aparece una edición ilustrada por Paul Thiriat, para Brendon & Son, Ltd. En 1913, 1916 y 1918, los angeles novela es editada por Simkin, Marshall, Hamilton, Kent & Co., Ltd., con una nota bibliográfica sobre las ediciones citadas y una advertencia sobre los angeles existencia de ediciones piratas que se caracterizaban por l. a. ausencia del prefacio y por l. a. "mutilación de muchos pasajes".

Show description

Read or Download El retrato de Dorian Gray PDF

Best Literary Classics books

Big Sur

"Each e-book via Jack Kerouac is exclusive, a telepathic diamond. With prose set in the course of his brain, he finds cognizance itself in all its syntatic elaboration, detailing the luminous vacancy of his personal paranoiac confusion. Such wealthy typical writing is nonpareil in later part XX century, a synthesis of Proust, Céline, Thomas Wolfe, Hemingway, Genet, Thelonius Monk, Basho, Charlie Parker, and Kerouac's personal athletic sacred perception.

The Princess Casamassima (Classics S)

Henry James conceived the nature of Hyacinth Robinson—his 'little presumptuous adventurer together with his blend of intrinsic fineness and fortuitous adversity'—while jogging the streets of London. cited in poverty, Hyacinth has however constructed aesthetic tastes that heighten his information of the sordid distress round him.

He Knew He Was Right (Penguin Classics)

The principal topic of the radical is the sexual jealousy of Louis Trevelyan who unjustly accuses his spouse Emily of a liaison with a chum of her father's. As his suspicion deepens into insanity, Trollope offers us a profound mental learn within which Louis' obsessive delirium is similar to the tormented determine of Othello, tragically unsuitable by way of self-deception.

Villette (Penguin Classics)

"I am in simple terms simply lower back to a feeling of genuine ask yourself approximately me, for i've been reading Villette. .. " —George EliotWith neither acquaintances nor kinfolk, Lucy Snowe units sail from England to discover employment in a ladies’ boarding institution within the small city of Villette. There she struggles to preserve her self-possession within the face of unruly students, an first and foremost suspicious headmaster, and her personal complicated emotions, first for the school’s English health professional after which for the dictatorial professor, Paul Emmanuel.

Additional resources for El retrato de Dorian Gray

Show sample text content

Eso es precisamente lo que he venido a averiguar, tío George. Mejor dicho, sé quién es. El nieto del último Lord Kelso. Su madre period una Devereux; girl Margaret Devereux. Quiero que me hables de su madre. �A quién se parecía? �Con quién se casó? En tus tiempos conociste a casi todo el mundo, y tal vez los angeles hayas conocido. En estos momentos estoy muy interesado en Mr. grey. Acabo de conocerle. —El nieto de Kelso —repitió el anciano caballero—. �El nieto de Kelso!... Desde luego... Conocí íntimamente a su madre. Creo que estuve en su bautizo. period una joven de extraordinaria belleza, Margaret Devereux; y sacó de quicio a todo el mundo escapándose con un tipo que no tenía un céntimo, un don nadie, señor mío, un oficial subalterno en un regimiento de infantería, o algo parecido. Ya lo creo. Recuerdo todo como si hubiera sucedido ayer. El pobre muchacho end resultó muerto en un duelo en Spa sixteen, pocos meses después de casarse. Corrió una historia muy fea sobre el asunto. Dijeron que Kelso había contratado a un canalla aventurero, un belga bestia, para que insultase en público a su yerno; que le había pagado, sí, que le había pagado, y que el tipo ensartó a su hombre como si fuese un pichón. Se echó tierra sobre el asunto, pero luego, y durante cierto tiempo, Kelso tuvo que comerse solo su chuleta en el membership. Consiguió que su hija regresase a casa, según me contaron, pero nunca volvió a dirigirle l. a. palabra. Sí, fue un feo asunto. Además l. a. chica murió; murió en menos de un año. De modo que le dejó un hijo, �no es así? Lo había olvidado. �Qué clase de muchacho es? Si se parece a su madre debe ser un joven bien parecido. —Es muy bien parecido —asintió Lord Henry. —Espero que caiga en buenas manos —prosiguió el viejo—. Si Kelso se ha portado bien con él, deberá de tener un buen montón de dinero esperándole. Su madre también tenía dinero. Toda l. a. herencia Selby fue a parar a ella, por su abuelo. Tu abuelo odiaba a Kelso, lo consideraba un tipo muy agarrado. Y desde luego lo period. En una ocasión fue a Madrid estando yo allí. Palabra que despatchedí vergüenza. los angeles reina solía preguntarme quién period el noble inglés que siempre andaba peleándose con los cocheros por el precio de las carreras. Todos conocían los angeles historia. Durante un mes no me atreví a asomarme por los angeles Corte. Espero que haya tratado a su nieto mejor que a los cocheros. —No lo sé —contestó Lord Henry—. Me figuro que el joven tiene una vida acomodada. Todavía no es mayor de edad. Sé que Selby es suyo. Él me lo ha dicho. Y... �era muy guapa su madre? —Margaret Devereux period una de las criaturas más hermosas que nunca he visto, Harry. Qué los angeles indujo a comportarse como lo hizo es algo que no he podido comprender nunca. Habría podido casarse con quien hubiese querido. Carlington estaba loco por ella. Pero period una mujer romántica. En esa familia todas las mujeres lo han sido. Los hombres no valían gran cosa, pero, diablos, las mujeres eran maravillosas. Carlington se le puso de rodillas, él mismo me lo contó. Ella se rió de él, cuando en esa época no había en Londres una chica que no corriese detrás de Carlington.

Rated 4.00 of 5 – based on 32 votes