Skip to content

Download E-books Las penas del joven Werther PDF

By Johann Wolfgang von Goethe

Publicada en 1774, revisada en 1787, Las penas del joven Werther es quizá una de las obras más influyentes de los angeles literatura common. El «efecto Werther» no sólo creó tendencias literarias y modas en el vestir, sino también una bizarre oleada de suicidios. Fue libro de cabecera de Napoleón… y también del monstruo de Frankenstein. Todos –clásicos y románticos– quisieron apropiarse de él: fue icono del sentimentalismo y héroe de l. a. exaltación revolucionaria; también fue, como dijo Thomas Mann, «el horror y el espanto de los moralistas». Al ultimate de su vida, Goethe lamentaba que los angeles mayoría de los jóvenes que peregrinaban a Weimar para visitarlo sólo conocieran esa obra suya. Hoy leer las desventuras de este joven artista burgués que, a raíz de un amor prohibido, descubre su insospechada comunidad con los locos, los humildes, los desdichados y hasta los asesinos no anula ni el distanciamiento ni l. a. identificación. Werther sigue preguntándonos si pactar es una necesidad o una rendición. Sigue apuntando a nuestro yo, y lo que significa conservarlo. Sigue hablando de nosotros mismos. Este volumen incluye las clásicas ilustraciones de Daniel Nikolaus Chodowiecki para las primeras ediciones del libro.

Show description

Read or Download Las penas del joven Werther PDF

Similar Literary Classics books

Big Sur

"Each e-book through Jack Kerouac is exclusive, a telepathic diamond. With prose set in the midst of his brain, he finds awareness itself in all its syntatic elaboration, detailing the luminous vacancy of his personal paranoiac confusion. Such wealthy normal writing is nonpareil in later part XX century, a synthesis of Proust, Céline, Thomas Wolfe, Hemingway, Genet, Thelonius Monk, Basho, Charlie Parker, and Kerouac's personal athletic sacred perception.

The Princess Casamassima (Classics S)

Henry James conceived the nature of Hyacinth Robinson—his 'little presumptuous adventurer along with his blend of intrinsic fineness and fortuitous adversity'—while jogging the streets of London. mentioned in poverty, Hyacinth has however built aesthetic tastes that heighten his know-how of the sordid distress round him.

He Knew He Was Right (Penguin Classics)

The significant topic of the unconventional is the sexual jealousy of Louis Trevelyan who unjustly accuses his spouse Emily of a liaison with a chum of her father's. As his suspicion deepens into insanity, Trollope offers us a profound mental research during which Louis' obsessive delirium is similar to the tormented determine of Othello, tragically wrong via self-deception.

Villette (Penguin Classics)

"I am basically simply back to a feeling of actual ask yourself approximately me, for i've been reading Villette. .. " —George EliotWith neither acquaintances nor family members, Lucy Snowe units sail from England to discover employment in a women’ boarding university within the small city of Villette. There she struggles to continue her self-possession within the face of unruly students, an before everything suspicious headmaster, and her personal advanced emotions, first for the school’s English health care provider after which for the dictatorial professor, Paul Emmanuel.

Additional resources for Las penas del joven Werther

Show sample text content

Cuando por los angeles mañana, al salir el sol, pongo rumbo a mi Wahlheim y yo mismo recojo allí mis guisantes, en el huerto de l. a. posada, me siento, los desgrano y, mientras tanto, leo mi Homero, cuando en los angeles pequeña cocina elijo una cazuela, parto l. a. mantequilla, pongo al fuego las vainas, las tapo y me siento al lado para removerlas de vez en cuando, entonces sí que experimento con toda su fuerza cómo los arrogantes pretendientes de Penélope degüellan, descuartizan y asan bueyes y cerdos25. No hay nada que me llene de sentimientos más serenos y auténticos que los rasgos de l. a. vida patriarcal, que yo, gracias a Dios, puedo entretejer sin afectación con mi forma de vivir. Qué bien me hace que mi corazón pueda sentir los angeles basic e inocente dicha del hombre que trae a su mesa una cabeza de repollo que él mismo ha cultivado, y no sólo disfruta del repollo, sino que, en un único instante, vuelve a disfrutar de todos los días buenos, de l. a. hermosa mañana en que lo plantó, de las adorables tardes en que lo regó y de los angeles alegría que le dio verlo crecer. 29 de junio Anteayer vino el médico de los angeles ciudad a ver al administrador y me encontró en el suelo, entre los niños de Lotte, algunos subiéndoseme encima, otros gastándome bromas, y yo haciéndoles cosquillas y armando un gran jaleo. Al medical professional, un dogmático que al hablar se dobla los puños de l. a. camisa y se estira sin parar los angeles pechera de encaje, eso le pareció indigno de un hombre sensato; se lo now noté en l. a. nariz. Pero no allowí que me incomodara en lo más mínimo, y le dejé que tratara de asuntos muy razonables, mientras yo reconstruía a los niños, una vez más, los castillos de naipes que habían derrumbado. Después anduvo por l. a. ciudad lamentándose de que los niños del administrador eran de por sí bastante maleducados, y que ahora Werther los estaba echando a perder del todo. Sí, querido Wilhelm, nada en el mundo está tan cerca de mi corazón como los niños. Cuando los contemplo y veo en esas cositas el germen de todas las virtudes, de todas las fuerzas que algún día habrán de serles tan necesarias, cuando vislumbro en su terquedad los angeles futura resolución y firmeza de carácter, en sus caprichos buen humor y ligereza para esquivar los peligros del mundo, �todo tan íntegro, tan pleno…! , siempre, siempre repito entonces las áureas palabras del maestro de los hombres26: �Si no os volvéis como uno de ellos…! Y, sin embargo, mi buen amigo, a ellos, que son nuestros iguales, a los que deberíamos tener por modelo, los tratamos como si fueran súbditos. �No deben tener voluntad! �Es que nosotros no l. a. tenemos? �Y en qué se basan estos privilegios? �En que somos mayores y más sensatos! Buen Dios, desde tu cielo ves niños viejos y niños jóvenes y nada más, y hace ya mucho que tu Hijo nos anunció quiénes son los que te procuran mayor alegría. Pero los angeles gente no cree en Él ni lo escucha, �eso también es de viejos! , y educa a sus hijos a su manera y… adiós, Wilhelm, no quiero seguir perorando sobre esto. 1 de julio Lo que Lotte debe ser para un enfermo lo siento yo en mi propio corazón necesitado, que está peor que alguno que se devour en el lecho del dolor.

Rated 4.51 of 5 – based on 38 votes